22 diciembre, 2015

Strudel de manzana


No sé si seréis muchos o pocos los que todavía no hayáis probado el Strudel, pero si no lo habéis hecho, no sabéis lo que os estáis perdiendo.
En mi caso, ni se sabe ya las veces que lo he preparado...
Creo que las cajeras del súper, cuando me ven entrar, ya adivinan que voy a salir con una plancha de hojaldre. Y es que pocas cosas hay en esta vida tan socorridas.
Y ya os digo yo que para las fechas navideñas que tenemos prácticamente encima, os va a venir que ni pintado. Tengo claro que a más de uno/a ya le empiezan a entrar los sudores de saber lo que le viene encima...horas y horas en la cocina para sacar 200 platos a la mesa de los que acaban quedando 180...
No sé a qué santo tanta barbaridad de comida...pues ni que nos fueran a trinchar a nosotros una vez acabadas las fiestas. Pero es que somos así de animales. No tenemos remedio.
Así que para ahorrar tiempo en la cocina y quedar como reyes he aquí la solución: un buen Strudel acompañado de una generosa bola de helado de vainilla, nata o leche merengada...

Dificultad: para los que saben qué colores son los del Parchís.

Tiempo de preparación aproximado: 15 minutos preparación de la mezcla + 25-30 minutos de horneado.
Raciones: 8

INGREDIENTES

  • 1 plancha de hojaldre rectangular
  • 3 manzanas medianas (Golden o Royal Gala)
  • 50 g. de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de las de café de canela
  • 1 cucharada de las de desayuno de aroma de vainilla
  • 1 puñado de pasas
  • 30 g. de pan rallado
  • 15 g. de mantequilla
  • azúcar glass


    08 diciembre, 2015

    Quiche de queso de cabra y pera



    Maaaaadre de dios si hace tiempo que no publico...pero vaya, los que me seguís ya sabéis que este blog tiene temporadas que va y viene, como las aguas del Guadiana, y es que como se suele decir, entre unas cosas y otras, la casa por barrer.
    Pero a lo que importa, que ya estamos de vuelta y os puedo asegurar que con este recetón la espera habrá merecido la pena. 
    A ver...haciendo memoria... no sé ni la de veces que me han pedido la receta de esta quiche...es preparla y salir de la boca de los comensales todas las onomatopeyas contenidas en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. No es normal, de verdad, pero así es. Deberé investigar sobre los efectos de la combinación de estos ingredientes porque algunos deben disfrutar más comiéndola que poniendo en práctica los "quehaceres" de 50 sombras de Grey, Kamasutra o similar.
    Así que como todo lo bueno llega en esta vida, aquí la tenéis para que la disfrutéis.


    Dificultad: Para teleespectadores de "La abeja Maya".
    Tiempo de preparación aproximado: l h. y 15 minutos en total.
    Raciones: 10-12
    Molde: desmoldable de 24 cm.

    INGREDIENTES
    • 1 lámina de masa brisa (de las que venden en formato redondo)
    • 200 ml. de nata para montar (35%mg) (si es nata para cocinar tampoco pasa nada)
    • 200 ml. leche semidesnatada (si es desnatada o entera tampoco se acaba el mundo... :D)
    • 2 huevos "M" + 2 yemas extra
    • 1 rulo que queso de cabra (200g.)
    • unos trocitos de queso roquefort o bien 1 cucharada de las de desayuno de crema de queso azul
    • 3 peras conferencia medianas
    • 1 pizca de pimienta negra molida
    • 1 pizca de nuez moscada
    • sal

    30 septiembre, 2015

    Tarta de queso & naranja






    Como bien sabéis los que me seguís desde hace tiempo, soy la repostera oficial en mi familia.
     Así, sin votos ni nada. Papel adjudicado y punto. 
    Por tanto, cumpleaños que viene, allá que voy yo con la tarta.
    Pero en este caso no me ha hecho falta ir a ningún sitio, porque ésta que veis la elegí para el mío propio. Y no me digáis, que aunque la gran mayoría seamos hiper chocolateros (siempre queda algún alma descarriada que no lo es), después de una copiosa comida de cumpleaños, apetece que no veas un postre refrescante que rebaje los millares de calorías ingeridas anteriormente.
    Me hace gracia, porque a medida que van sucediéndose los platos, vemos cómo disimuladamente alguno que otro ya va buscando el botón del pantalón para desabrocharlo, previo peligro de sacarle un ojo al de enfrente. ¿Es o no? Es que no tenemos remedio, es llegar una comida "festiva" y tragar como si no hubiese un mañana. Pero ojo, que no todo el monte es orégano. No todo el mundo es igual de agradecido. Que siempre está él o la tocapelotas al que no le gusta nada...¡Santo dios! 
    A estos los montaba yo en una lancha motora camino "La Selva" y después de una semana haciéndose los duros ibas a ver tú cómo trepaban por el cocotero y se comían el coco a mordisco limpio. Piel y todo.
    Pero volviendo a lo que nos atañe, pocas tartas he probado tan refrescantes como esta.  
    Yo la congelé unas horas y "tipo helado" no veáis cómo estaba...
    Indescriptible.


    Dificultad: Para los iniciados en tartas, muy fácil. Para los novatos o manazas sin remedio, media.
    Tiempo de preparación aproximado: de las que se preparan de un día para otro.
    Raciones: 14-16
    Molde: 23 cm. desmoldable + otro un poco más grande para hornear la base de bizcocho.

    INGREDIENTES

    Para la base de bizcocho:
    • 3 huevos "M" a temperatura ambiente
    • 60 g. de azúcar
    • 60 g. de harina de repostería
    Nota: los que en lugar de una base de bizcocho queráis preparar la típica base de galleta, la podéis sustituir sin problema, también queda muy bien. La proporción de ingredientes que yo utilizo en estos casos es: un rulo de galleta (unos 200 g.) y 70 g. de mantequilla.

    Para la crema de naranja:
    • 200 ml. de zumo de naranja
    • 80 g. de azúcar
    • 2 huevos "M"
    • 15 g. de maizena
    Para la crema de queso con naranja:
    • 600 g. queso crema (tipo Philadelphia)
    • 200 ml. de nata
    • 120 g. de azúcar
    • zumo de 1 naranja
    • la ralladura de 1 naranja
    • 6 hojas de gelatina de 2 g. cada una
    Para la cobertura:
    • 125 ml. de zumo de naranja
    • 100 ml. de agua
    • 25 ml. de Cointreau (opcional)
    • 2 cucharadas soperas de azúcar
    • 2 naranjas a rodajas (sin la piel y la parte blanca)
    • 2 hojas de gelatina de 2 g. cada una

    17 septiembre, 2015

    Tagliatelle & "salsa secreta"





    Esta receta se la dedico, en especial, a las mamás.
    Bueno, a las mamás y a algunos más...
    Por un lado a los estudiantes que se van a compartir piso. Esos mismos que cuentan las horas por salir del nido familiar para que nadie les controle, pero que luego los ves en el tren con un maletón lleno de ropa y otro "peaso" de maletón, más grande aún si cabe que el anterior, repleto de tuppers hasta los topes. Y por otro lado a los recién independizados. Esos mismos también que, o van todos los días a comer a casa de la mami (mira tú que independencia más particular...:D) o llenan toda la armariada de Yatekomos...
    Y volviendo a las primeras...sé que sois muchas las mamás que tenéis que lidiar día a día con la comida de los peques. 
    Porque claro, en la mayoría de las ocasiones estos no quieren ver la verdura ni en pintura, o (en el mejor de los casos) aunque la quieran ver, siempre acaban apartándolo todo en el plato.
    ¿Solución?
    Pasarlo todo por la túrmix porque, ojos que no ven, paladar que sí siente...
    Esta versión de tagliatelle la descubrí por casualidad en el programa de Canal Cocina: "Lúcete con Loleta", y ella misma contaba que se la preparaba de esta manera a su hijo para que acabara comiéndose las (horrorosas, según él) verduras. Y vaya éxito, porque el vástago en cuestión adoraba esta receta. Su madre, para que no supiera qué llevaba siempre le decía que era "una salsa secreta" (si se llega a enterar que es una salsa repleta de vitaminas y minerales le da un síncope...). Sólo años más tarde, cuando el hijo quiso preparársela un día a sus compañeros de piso, tuvo que revelarle la receta, y no veas la cara que pondría el chaval...¡¡¡se quedaría alucinado!!! 
    Digo yo que se preguntaría: ¿En serio una salsa de verduras puede estar tan buena? Pues sí.
    En mi caso, nada más verla salí "escopetada" a por papel y boli para apuntarlo todo...y qué salto del sofá más agradecido, porque desde que la probé se ha convertido, sin lugar a dudas, en una de mis versiones de pasta favoritas. De hecho, mi madre, que no es una gran amante de la pasta, (y que no puso muy buena cara cuando la invité a comer desvelándole el menú) cuando la probó, alucinó, así que ya veis, esta receta, allá donde va, triunfa. Vamos, como la cerveza...:D

    Dificultad: para los que llaman a sus mamás hasta para ver cómo se enciende la vitro.
    Tiempo de preparación aproximado: 25-30 minutos
    Raciones: 4 personas

    INGREDIENTES
    • 300 g. de Tagliatelle
    • 1 cebolla grande
    • 2 dientes de ajo
    • 1 pimiento italiano bien hermoso
    • 300 ml. de salsa de tomate estilo casero
    • aceite de oliva virgen extra, un poco de pimienta negra y sal
    • 2 latas de atún en aceite 

    10 septiembre, 2015

    Sukserssterte o Tarta del éxito {Noruega}






    De nuevo volvemos a la carga con el reto Reposteras por Europa.
    Mª José, del blog Sucreries Passions, como buena anfitriona y repostera jefe que le toca ser este mes, ha sido la encargada de elegir destino: Noruega.
    Un país de gran tradición por hornear en casa...y no me extraña, porque con la rasca que hace por esas latitudes, en algo se tienen que entretener los pobres míos. Vamos, "igualico" que aquí, que de 12 meses, 2 son fresquillos, 8 son de clima tropical y 2 ya directamente de clima sahariano. Y si todos los años son como éste, en julio ya veo en todos los escaparates del Bershka, Pull and Bear, Zara, Mango y toda gran superficie que se precie a los taparrabos como "lo último" en moda. Ahora, eso sí, todos muy "de tendencia": taparrabos a cuadros, taparrabos fluor, taparrabos de ganchillo (estilo ibicenco) taparrabos con lentejuelas (para el finde), taparrabos con flecos (estos ya son los más)...A gusto del consumidor.
    Y a lo que vamos, que me acabo yendo por los cerros de Úbeda, la Sukserssterte, también llamada tarta del éxito, es de la tartas que se preparan en prácticamente todos los hogares noruegos. Es la típica que cae fijo en Navidad, en Pascua (o lo que tengan allí), para el Día de la madre...Vamos, que es más famosa que Paquirrín (que te guste o no, todo el mundo lo conoce). Y no me extraña, la condenada está de muerte. Hombre, es que vamos a ver, si juntamos el delicado bizcocho de claras y almendras con la crema de yema, nata y mantequilla, ¿qué podemos esperar? Es como si nos preguntamos cómo puede ser el futuro hijo (si lo tienen) de Eva González y el tal Cayetano...pues hijos, qué queréis que os diga, muy cardo no debe ser. Las cosas como son. Y ojo, que no es que sea yo fan de las revistas del corazón ni mucho menos, pero quien no se haya enterado de esto es que vive en Marte...

    Dificultad: tener un horno en casa que se encienda.
    Tiempo de preparación aproximado: En 1 hora aprox. tenemos el bizcocho con la cobertura puesta y todo.
    Raciones: 6-8
    Molde: 18 cm. (ojo que este molde es más pequeño que el que suelo utilizar normalmente en los bizcochos y tartas del blog)

    INGREDIENTES

    Para el bizcocho de almendra:
    • 3 claras
    • 1 cucharadita de las de café de zumo de limón
    • 100 g. de almendra molida
    • 80 g. azúcar glass
    • 1 cucharada sopera sin colmar de aroma de vainilla
    Para la cobertura:
    • 3 yemas
    • 100 ml. de nata para montar
    • 50 g. de mantequilla a temperatura ambiente (lo que llamamos tipo pomada)
    • 50 g. de azúcar
    • 1 cucharada de las de desayuno de aroma de vainilla


    06 septiembre, 2015

    Champiñones al ajillo {tipo bar}


    Imaginaos. 
    Tenéis una comida o cena en casa y no os queréis complicar mucho la vida con el tema aperitivo. Pues aquí están estos fantásticos champiñones para salvaros la vida.
    Ni al más negado en los fogones se le resisten. Cosa más fácil dudo que exista.
    Ahora, hay que saber como prepararlos para que queden espectaculares. No hay cosa más horrorosa que encontrarse un plato de champiñones mustios a los que miremos con cara de pena, ¿verdad?
    Eso se acabó. Así que plantad oído que ¡aquí vienen los trucos!

    Dificultad: Apto para teletubbies.
    Tiempo de preparación aproximado: 10 minutos.
    Raciones: 1 platazo de 5 estrellas

    INGREDIENTES
    • 1 bandeja de champìñones (unos 250-300 g.)
    • 3 dientes de ajo
    • aceite de oliva virgen extra
    • perejil fresco
    • una cucharada sopera de zumo de limón
    • sal
    • una pizca de pimienta negra molida

      10 julio, 2015

      Torta de laranja {Portugal}






      Hace tiempos inmemoriales que quiero preparar esta torta. 
      No sé si incluso poner A.C. en la fecha de enamoramiento.
      Fue verla y el Cupido gastronómico me lanzó todo lo que tenía a mano...flechas, arcos...Y por la pinta que tiene la torta, creo que esa especie de taparrabos que se gasta también me lo lanzó.
      Aprovechando que ando embarcada en el reto Reposteras por Europa, y como tarde o temprano este destino tenía que llegar, pues a esperar que tocaba.
      Y este mes, ¡por fin! Llegamos a Portugal de la mano de Montse, del blog No sin mi táper
      Viendo lo que se cuece por el país vecino, este mes vamos a disfrutar de lo lindo, porque tiene una gastronomía lujuriosa a más no poder.
      Mi propuesta para este mes, como no podía ser de otra manera, es esta torta de laranja: extrajugosa, muy húmeda y con un aroma y sabor a naranja que te deja "patas parriba". Sensacional.
      Ahora, aquí tengo que hacer un inciso, la receta original triplica la cantidad de azúcar que yo os propongo...fue ver que utilizaban casi 400 g. de azúcar e "ipso facto" me empezaron a rechinar los dientes...¡qué barbaridad!, pero por lo visto, a los lusos les gusta el "asuquita" cosa mala. 
      Así que nada, adaptad la cantidad de azúcar a vuestro gusto personal y preparaos para disfrutar lo que no está en los escritos.

      Dificultad: muito fácil
      Tiempo de preparación aproximado: 15 minutos preparación de la masa + 40 minutos de horneado.
      Raciones: 8-12 personas.
      Molde: rectangular de 35 x 25 cm.

      INGREDIENTES
      • 8 huevos "M" a temperatura ambiente
      • 150g. de azúcar + otros 30g. para la cobertura
      • 80 g. de mantequilla sin sal
      • ralladura de 2 naranjas
      • y el zumo de esas dos naranjas (200 ml.)
      • 30 g. de harina de repostería
      • 1 pizca de sal


        10 junio, 2015

        Manzana asada con corazón de turrón y base de natillas {Rusia}




        Nunca lo hubiera dicho.
        Esto es lo que pensé cuando vi, investigando para el reto Reposteras por Europa que nos propuso Magdalena, del blog Dulces postres Magdalena para este mes, que en Rusia la manzana asada era un postre típico...¿En serio?
        Así que le llegó el momento a esta gran receta, en la que en lugar de poner la versión rusa pelada y mondada, la he españolizado un poco convirtiéndola en una súper receta de la "Rusia cañí".
        Y me viene fenomenal publicarla ahora, antes de que llegue el epicentro del verano y la palabra turrón nos suene a objeto volador no identificado. A fuera de madre, vaya.
        Más de uno seguro que todavía tendrá por casa alguna pastilla de turrón olvidada y que a duras penas llegará a la Navidad de este año, bien porque caduque antes, o bien porque la almendra no aguante estos calores "de secarral" de los que disfrutamos tan ricamente en nuestro país. Y cuando la almendra empieza a tomar ese sabor rancio, es muuuuuy desagradable.
        Creo que, al igual que ha pasado con los helados, el turrón debería ser un producto desestacionalizado, y que no consumiéramos solamente en Navidad, ¿verdad?
        Así que no, por favor, démosle mejor uso a esa pobre pastilla de turrón porque esta receta os lo está pidiendo a gritos.

        Dificultad: para los que ya hayan descubierto lo que es un descorazonador.
        Tiempo de preparación aproximado: 1 hora más o menos entre la preparación y el horneado.
        Raciones: las que queramos preparar.

        INGREDIENTES
        • manzanas de la variedad Golden
        • turrón del blando (turrón de Jijona)
        • Mantequilla
        • leche desnatada, semi o entera para preparar las natillas (la que prefiráis)
        • sobre o sobres de preparado para natillas (dependiendo de las manzanas que preparemos)
        • canela en polvo para decorar


          08 junio, 2015

          Bizcocho de ángel de limón {Lemon angel food cake}





          Etéreo, liviano, volátil, delicado y muy, muy esponjoso. 
          Vamos, que este bizcocho es lo más.
          En EEUU este bizcocho es un clásico. Cosa un tanto extraña cuando ves lo hermosa y oronda que anda gran parte de la población estadounidense. Pero sinceramente, creo que esos son los que le tienen alergia a la cocina, los que se atiborran de hamburguesas XXXXXL y de comida rápida a tutiplén. Desde luego, si probaran la fantástica repostería que tienen en el país, las máquinas de las analíticas no se quedarían atascadas por colapso.
          Si no habéis probado nunca un angel food cake no sabéis lo que os estáis perdiendo, sobre todo porque tiene un contenido en grasas y en colesterol = 0.
          Así que, para todos esos que ya vais correteando como posesos por los polígonos industriales de vuestras localidades para poder embutiros en el bikini con un mínimo de dignidad, y para aquéllos que ya estáis estupendos y queréis seguir estándolo, este es vuestro bizcocho.
          Cuando le hinqué el diente por primera vez, su textura me recordó a la del interior de los donuts...tan esponjosa y tan rica...pero claro, quitándole todas la "E-", aditivos y guarrindongadas habidas y por haber que le meten a la bollería industrial. Maravilloso, ¿no? 
          Porque a ver...¿qué se puede esperar de algo que aguanta meses metido en una bolsa?
          Además, es perfecto para mojar en leche, en chocolate o, simplemente para engullirlo a "palo seco".
          De verdad os digo que merece la pena invertir muy pocos euros para haceros con este molde tan particular, que además os servirá para preparar cualquier otro tipo de bizcocho.
          Una vez lo probéis no pararéis de prepararlo...

          Dificultad: saber encender las varillas eléctricas.
          Tiempo de preparación aproximado: 10 minutos preparación + 45 minutos de horneado.
          Raciones: 12-14
          Molde: especial para angel cake de 18 cm. de diámetro.

          INGREDIENTES

          Para el bizcocho de ángel:
          • 9 claras de huevo (330ml.)
          • 100 g. de azúcar
          • 100 g. de harina para repostería
          • 1 cucharadita de cremor tártaro (o si no tenéis, 3 gotitas de vinagre de vino blanco)
          • el zumo de medio limón
          • la ralladura de 2 limones
          Para la cobertura:
          • zumo de medio limón
          • azúcar glass (id poniendo cucharadas hasta conseguir con el zumo una glasa densa)
          • unos 50 g. de queso de untar tipo Philadelphia
          • crocanti de almendra para decorar


          10 mayo, 2015

          Moixàvena




          Este mes, en el reto Reposteras por Europa cambiamos de tercio.

          Europa queda aparcado por este mes y nos quedamos en la Península.
          Pili, autora del blog Tothom a la cuina y creadora del reto, nos propuso para este mes de mayo elaborar un producto típico de la zona en la que vivimos, así que en mi caso nos quedamos en la Comunidad Valenciana.
          La verdad es que no me ha tocado investigar mucho, ya que este manjar que os traigo hoy lo adoro desde que lo descubrí gracias a Conchi, una amiga de mi madre (y también mía, claro).
           Mejor dicho, para mí no es Conchi, sino la "teta Conchi", que es como cariñosamente yo la llamo.
          No veas en el berenjenal en el que metí a la pobre mujer para que yo sacara la receta...jajajajajaja, el "wasap" lo dejamos hecho polvo, vaya. 
          El tema está en que busqué la receta de la moixàvena por internet, y al ver que prácticamente todo el mundo la elaboraba de la misma manera, me la guardé en favoritos y ahí la dejé para prepararla para el reto. 
          Justamente el día en el que voy a prepararla, veo por la mañana a la teta Conchi, y como iba a preparar uno de sus dulces fetiche y que le salen bordados, le dije: "casi que te paso la receta que he encontrado por wasap a ver qué te parece y para que veas si es así como tú la haces..."
          Nada más verlo me dijo que ella no utilizaba esas medidas, que utilizaba las cantidades que le dio una amiga suya de Xàtiva, que es de donde es originaria la moixàvena. 
          Como la suya ya la conocía y me encanta, pues quedamos en probar con la que encontré por internet, por comparar...
          Madreeeeeee, menudo desastre. Con eso lo digo todo. Después de unos 100 mensajes de wasap (con llamada telefónica incluida), opté por descartar y tirar directamente a la basura el primer paso de la receta, porque ni de lejos se parecía eso a lo que ya se tenía que ir pareciendo...así que para qué desperdiciar más ingredientes...
          La solución estaba clara: dejarse de pruebas e ir a lo seguro, a la receta infalible.
          Teta Conchi, gracias por tu paciencia...
          La moixàvena es un tipo de "coca" muy particular, que te hace viajar a los sabores de la repostería de siempre, y que va tomando unas ondulaciones que la hacen característica durante el proceso de horneado.
          Y he aquí el resultado. Crujiente por fuera y tierna y jugosa por dentro.
          Sencillamente maravillosa.



          Dificultad: siguiendo esta receta, muy baja, como de la planta sótano...
          Tiempo de preparación aproximado: 10 minutos preparación de la masa + 35 minutos de horneado.
          Raciones: sale una bandeja de horno.

          INGREDIENTES
          • 2 tacitas de café de agua (140 ml.)
          • 1 tacita de café de aceite de oliva virgen extra (70 ml.)
          • 1 vaso de los de agua de harina de repostería (150 g.)
          • 4 huevos "M" a temperatura ambiente
          • manteca de cerdo (opcional, yo no le he puesto)
          • azúcar y canela


            21 abril, 2015

            Tarta mousse de chocolate con leche




            El otro día me llama mi cuñada:
            -Oye, quería encargarte una tarta de cumpleaños para el sábado, que es el cumple de un amigo de cuadrilla...¿tú podrías?
            (Mentalmente repaso como las balas lo que yo tenía planeado para el finde)
            -Pues mira sí, ¿de qué la queréis? (menudas preguntas hago, porque la respuesta ya la sabía, pero vaya, por afinar el tiro...jajajaja)
            -De CHOCOLATE.
            -Aja...pero...¿alguna indicación más?
            -Uy ninguna, yo me fío de lo que nos hagas...
            -(Mola) Pues nada, ¡para el sábado por la mañana la tienes!

            Como conozco a los comensales, contaba además con otras pistas (no pronunciadas): que el chocolate fuese "con leche" y que pudiese ser una tarta de las que se meten un par de horas antes en el congelador para consumirla semifría.
            El éxito fue rotundo. Según los invitados: una tarta de 10.
            Creo que una de las mejores cosas que tiene la cocina es esto, el reconocimiento y la felicidad del personal al saborear lo que haces...¿verdad?
             Desde luego, probé la crema para comprobar el punto justo de azúcar y estaba francamente espectacular...Está muy feo que lo diga yo, pero qué queréis que os diga...¡¡¡es que es la verdad!!!
            La tarta lleva un fino bizcocho de base, una mousse muy cremosa y nada empalagosa, coronada por una cobertura de tres chocolates.
            Ahí es nada...Ya os va apeteciendo un trozo ¿eh?
            Ah bueno, y los forofos de las variantes de chocolate más puras, solamente tendréis que sustituir el chocolate con leche de la mousse por el tipo de chocolate que más os guste, por ejemplo al 70% de cacao...
            ¡Los aplausos los vais a conseguir igual!
              

            Dificultad: media (sobre todo, y si es de las primeras tartas que hacéis, hay que ser un poco mañoso para la decoración de la cobertura).
            Tiempo de preparación aproximado: de las que se hacen de un día para otro. El día anterior a cuando la vayamos a consumir preparamos el bizcocho y la mousse. Dejamos que cuaje, mejor de un día para otro, y como mínimo 2 horas antes de consumirla preparamos la cobertura, ya que también necesita un tiempo para que se solidifique y así poder desmoldar la tarta sin problema.
            Raciones: 14-16
            Molde: desmoldable de 23 cm. + otro un poco más grande para hornear la base de bizcocho.

            INGREDIENTES

            Para la base:
            • 3 huevos "M" a temperatura ambiente
            • 60 g. de harina para repostería
            • 60 g. de azúcar
            Para la mousse:
            • 300 g. queso de untar tipo Philadelphia
            • 50 g. de azúcar
            • 170 g. chocolate con leche para postres
            • 200 ml. leche desnatada (o semi o entera)
            • 400 ml. de nata para montar
            • 6 hojas de gelatina de aproximadamente 2 g. cada una
            Para la cobertura:
            • 60 g. chocolate negro para postres
            • 70 g. chocolate con leche para postres
            • 30 g. de mantequilla
            • 50 ml. de nata 35% mg.
            • 60 g. chocolate blanco


            13 abril, 2015

            Bakewell tart {Reino Unido}








            Hello!
            ¡Volvemos con un nuevo reto de Reposteras por Europa!
            Y este mes toca el que plantea Noemí, de Todocooking.
            Destino elegido: Reino Unido.
            Mola, mola...
            Como me suele pasar, ni pajolera idea de lo que se hornea en este país, peeeeero, este mes no me ha hecho falta buscar demasiado, ya que lo que sentí al ver las fotos que inundaban google sobre esta tarta fue, sin lugar a dudas, amor a primera vista. Fue visto y decidido.
            La tarta Bakewell (la traducción al castellano sería algo así como "bien horneada") es toda una institución en Reino Unido. 
            Vamos, de las típicas tartas que se han horneado en todas las casas del país. 
            Y como suele pasar con estas cosas, no existe una única receta medida y remedida que prepara todo quisqui al dedillo, sino que cada cual le da su toque personal e intransferible.
            Así que nada, aquí os traigo mi propuesta de tarta Bakewell: una crujiente masa quebrada, con una fina capa de mermelada de frambuesa cubierta por un soberbio relleno de almendra y rematada con almendra laminada y azúcar glass...Apetece, ¿no?

            Dificultad: tan baja que es como del subway.
            Tiempo de preparación aproximado: 15 minutos horneado de la masa + 10 minutos preparación del relleno y montaje + 35 minutos de horneado.
            Raciones: 10-12
            Molde: desmoldable de 25 cm.

            INGREDIENTES

            Para la base:
            • 1 plancha de masa quebrada (masa brisa)
            Para el relleno:
            • mermelada de frambuesa
            • 3 huevos "M" a temperatura ambiente
            • 125 g. mantequilla sin sal a temperatura ambiente (tipo pomada)
            • 80 g. de azúcar
            • 125 g. almendra molida
            • 1 cucharada sopera de amaretto (licor de almendra) o bien una cucharadita de esencia de vainilla.
            Para decorar:
            • almendra laminada
            • azúcar glass


            09 abril, 2015

            Arroz meloso con alcachofas al toque de gambas al ajillo


            Esta receta es un ejemplo perfecto de que en la cocina nada se tira, todo se aprovecha.
            Cuando preparéis gambas al ajillo, por favor, no tiréis ese aceite, ya que os servirá para preparar un  arroz o guiso potenciando su sabor a la máxima expresión.
            Realmente esta receta surge de la improvisación, pero visto el éxito entre los comensales, ya ha pasado a ser uno de los platos básicos en mi repertorio culinario.
            Probadlo que os vais a quedar de piedra...


            Dificultad: "mu" baja.
            Tiempo de preparación aproximado: unos 45 minutos.
            Raciones: 2-4 personas.

            INGREDIENTES
            • 220 g. de arroz
            • 2 ó 3 alcachofas
            • aceite sobrante de preparar las gambas al ajillo
            • 1 litro caldo de pollo y verduras
            • 100 g. tomate frito estilo casero (tipo Hida)
            • 1 cucharadita de café rasa de pimentón dulce
            • colorante alimentario
            • sal

              10 marzo, 2015

              Tarta Sacher {Austria}



              Otro mes volvemos a disfrutar con el reto Reposteras por Europa que ya en su día planteó Pili de Tothom a la cuina.
              Este mes de marzo tocaba Austria, y como ya llevaba tiempo queriendo preparar la Tarta Sacher, pues este mes lo he tenido bastante fácil...
              No sé si os acordaréis de la que se armó cuando nos tocó Bulgaria, con su indescifrable alfabeto cirílico...¡glups!
              Ni que decir tiene, visto su aspecto, que todos los amantes del chocolate, y en concreto los más heavy metal que se atreven con las versiones más intensas del 70%, van a disfrutar de lo lindo con esta especialidad austriaca.
              Para mi gusto, que soy una fan lover del chocolate con leche, prepararla con chocolate al 70% queda bastante intensa, pero mi madre, que ya no es que sea heavy metal, sino que ya pasa a la versión hardcore en lo que a pureza del cacao se refiere, esta versión le rechifló. Cuando le dije que a la próxima probaría con una versión de chocolate "de menor graduación en cacao" me suelta: calla, caaaaallaaaaa, pero qué diceeeeeesssssss, si así está bueníiiiiiiiisimaaaaaaaaa...Señor, pues ni que hubiese planteado un sacrilegio...jajajajaja
              Así que lo dicho, sea cual sea vuestro gusto en chocolate, la tarta Sacher, que combina de una manera suprema el chocolate con el albaricoque, no os va a dejar indiferentes. 
              Palabrita.


              Dificultad: siguiendo el paso a paso y si ya habéis hecho vuestros pinitos como reposteros, muy fácil. Para los menos mañosos, media.
              Tiempo de preparación aproximado: 10 minutos preparación de la masa + 35 minutos horneado + enfriado + 5 minutos para preparar la cobertura + montaje + tiempo de solidificación del chocolate. Es un poco laboriosa, pero es de las típicas tartas en las que el resultado merece la pena.
              Raciones: 12-14
              Molde: circular de silicona de 23 cm.

              INGREDIENTES

              Para el bizcocho:
              • 4 huevos a temperatura ambiente
              • 100 g. de harina de repostería
              • 100 g. de almendra molida
              • 120 g. de mantequilla a temperatura ambiente
              • 100 ml. de leche
              • 50 g. de azúcar glass
              • 150 g. de azúcar blanquilla
              • 1 cucharada sopera rasa de café soluble
              • 1/2 sobre de levadura química para repostería
              • 50 g. de cacao en polvo Valor
              • 1 pizca de sal
              Para el relleno:
              • 1 bote de confitura de albaricoque
              Para el almíbar:
              • 100 ml. de agua
              • 100 ml. de azúcar
              • 2 cucharadas soperas de Amaretto (o ron)
              Para la cobertura:
              • 200 g. chocolate negro 70 % para postres
              • 200 g. de nata para montar
              • 70 g. de mantequilla
              Para decorar:
              • crocanti de almendra


              08 marzo, 2015

              Arroz con leche {en microondas}






              Siempre he sentido curiosidad por las recetas que se preparan en el microondas, sobre todo porque se hacen en un momento, prácticamente no ensucian y porque conservan todas las propiedades de los alimentos.
              Pero hasta el momento se había quedado sólo en eso: curiosidad.
              O sea, que no veas el partidazo que le sacaba yo al micro...
              Para ser más concretos, ahí van las grandes elaboraciones que hacía yo con este gran aparato:
              calentar leche, calentar agua para el café, calentar comidas, y en definitiva, calentar todo lo calentable...
              Ah bueno, para descongelar pan también...jajajajaja
              Los que me seguís ya sabéis que el arroz con leche es uno de mis postres favoritos. Me chifla.
              Y después de descubrir esta receta, pensé que mi pobre aliado de cocina tenía que pasar de manera urgente a mejores usos.
              El resultado del arroz con leche en el micro es espectacular (y me quedo corta), y no hace falta estar venga mover para que no se nos pegue...
              Pues eso, para quitarse el sombrero.


              Dificultad: como lo hace todo el micro, ninguna.
              Tiempo de preparación aproximado: unos 40 minutos.
              Raciones: 8-10

              INGREDIENTES
              • 1 l. leche desnatada (o semi o entera)
              • 500 ml. de agua
              • 250 g. de arroz
              • dos peladuras de limón
              • una peladura de naranja
              • 125 g. de azúcar
              • 1 nuez de mantequilla
              • 1 cucharada sopera rasa de azúcar avainillado
              • 1 palo de canela
              • canela en polvo para decorar

                10 febrero, 2015

                Rollo de hojaldre con calabaza asada, canela y nueces {Tikvenik, Bulgaria}






                Otro mes que se presenta bien dulce con el reto Reposteras por Europa.
                Destino: Bulgaria.
                Varios flashazos saquearon mi mente nada más leer el destino...
                ¿Cómo? ¿Bulgaria? ¿En serio?
                Bueno, de flashazos no tenían nada, más bien fueron rayazos tormentosos...se avecinaba borrasca...y de la que trae granizo.
                El tema no se presentaba fácil.
                Si mis conocimientos culinarios sobre la repostería europea ya andaban cogidos con pinzas, respecto a Bulgaria ya estaban como las temperaturas últimamente: bajo cero.
                Pero calla, que a esto le tenemos que sumar la guinda del pastel: el alfabeto cirílico búlgaro.
                ¿Pero esto que es? Estás de coña ¿no? 
                Ni el traductor de google logra descifrarlo, mirad lo que os digo.
                Pero aún así he aprendido lo que no está escrito (y no en alfabeto cirílico, claro) y, entre otras cosas, esto es lo bueno de los retos. Desde luego.
                Así que aquí viene un dulce tradicional búlgaro: el tikvenik.
                Delicioso. 
                Como el esfuerzo que me ha costado encontrarlo.
                Si os gusta la calabaza (y con lo saludable que es, debería), lo vais a pasar en grande, con triple salto y pirueta vertical.
                Buenísimo, de verdad.
                Animaos que el esfuerzo... ¡ha valido la pena!


                Dificultad: sencillo hasta decir basta.
                Tiempo de preparación aproximado: 10 minutos preparación + 30 minutos de horneado
                Raciones: 8-10

                INGREDIENTES
                • 1 plancha de hojaldre
                • 300 g. de calabaza asada 
                • 1 cucharada rasa de desayuno de canela
                • 1 puñado generoso de nueces
                • 50 g. de azúcar moreno
                • 30 g. de mantequilla

                  Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...